西班牙《阿贝塞报》之余华评论

西班牙《阿贝塞报》

 

ABC

Yu Hua recorre la China del siglo XX en «¡Vivir!»

SERGI DORIA | BARCELONA Actualizado Lunes , 10-05-10 a las 17 : 37

 

Emerge China. En economía y en literatura. Yu Hua nació hace cincuenta años en Hangzhou y antes de dedicarse a escribir fue dentista. Hasta aquí puedo leer... Si añadimos que fue el primer autor chino que obtuvo en 2002 el premio de la fundación James Joyce y que su novela «¡Vivir!» fue llevada al cine por el prestigioso Zhang Yimou y galardonada en Cannes veremos que Yu Hua compone, con la costurera de Dai Sijie y el «Pekín en coma» de Ma Jian, el canon chino contemporáneo.

Tras publicar en 2008 «Brothers» -un millón de ejemplares en China- Seix Barral presenta al lector español «¡Vivir!» mientras prepara la traducción de «Crónica de un vendedor de sangre» (1995). Publicada en 1992, y situada entre los diez libros chinos más influyentes de los años noventa, «¡Vivir!» narra la crónica del siglo XX con la voz de Fugui, un campesino que padece la Historia pero se resiste a bajar los brazos. De la China imperial a la Revolución Cultural pasando por la invasión japonesa, el protagonista va viendo su familia diezmada por las hambrunas y el maoísmo. Yu Hua observa el siglo XX chino como un entramado complejo: «Como escritor sólo puedo abordar pequeñas porciones».

Memoria y generacionesComprometido con la memoria, considera que «a los jóvenes de la actual sociedad capitalista han de interesarles lo que ocurrió en su país». Su novela recorre las vivencias de tres generaciones de una familia rural del sur. «La de los abuelos venía de un orden social que conmovió el nuevo orden maoísta; la de los padres tuvo que adaptarse a la Revolución y mi generación evolucionó del culto a la personalidad de Mao a los desmanes de la Revolución Cultural que nos cogió de pleno».

Sobre la adaptación de «¡Vivir!» por Zhang Yimou, el escritor se muestra escéptico: «La he visto veinte veces, es una buena película, mucho más popular que mi novela, aunque no se parece mucho. Cuando se rodó, el director juzgaba que algunas partes de mi historia eran demasiado agresivas para que las aceptara el gobierno chino», recordaba en Casa Asia.

Yu Hua observa el siglo XX chino como un entramado complejo: «Como escritor sólo puedo abordar pequeñas porciones